miércoles, 21 de agosto de 2013

Piojos: más vale prevenir... ¡aunque también se pueden matar!

Me pica, me pica mucho la cabeza, ¡mamá me pica y no paro de rascarme! Si habéis experimentado esto alguna vez, o sencillamente habéis recibido la carta del colegio es que... ¡estamos en temporada de piojos!.
Anteriormente las temporadas de piojos eran más constantes y concentradas pero hoy en día sí es cierto que se concentran en determinadas épocas del año pero son más o menos "perennes" (suelen darse durante todo el año).

En caso de duda si son piojos o no, podéis venir a la farmacia donde usaremos la cámara de aumento para verlo, en caso que estéis muy lejos y no podáis venir os recomendamos que separéis el pelo en diferentes cuadrantes de la cabeza y os concentréis en la zona de detrás de las orejas.

A continuación os dejamos con información muy práctica obtenida de The KidsHealth


1. Los piojos son un problema sumamente habitual, sobre todo entre niños de tres a 12 años (más frecuentes en las niñas que en los niños).
2.Los piojos no son peligrosos y no transmiten ninguna enfermedad (en la actualidad, antaño sí lo hacían), pero son contagiosos y pueden resultar muy molestos. Sus picaduras pueden provocar picazón e inflamación en el cuero cabelludo, y el rascado persistente puede provocar irritación cutánea e incluso infecciones en las áreas afectadas.
3. Hay que tratar lo antes posible los piojos en cuanto se recibe el diagnóstico, puesto que se pueden contagiar fácilmente entre personas.

Signos de que un niño tiene piojos

A pesar de su diminuto tamaño, los piojos se pueden ver a simple vista. Lo que se ve al inspeccionar atentamente la cabeza de un niño que tiene piojos es lo siguiente:
Huevos de piojo (denominados liendres). Antes de eclosionar, tienen el aspecto de puntitos amarillos, marrones o de color mostaza. Los piojos desovan sobre hebras de cabello cerca del cuero cabelludo, donde la temperatura es perfecta para que se mantengan calientes hasta el momento de la eclosión. Las liendres parecen una especie de caspa, con la salvedad de que no se pueden eliminar simplemente cepillando o sacudiendo el pelo.
A menos que la infestación sea considerable, es más frecuente ver liendres en el pelo de un niño que piojos vivos moviéndose por su cuero cabelludo. Los huevos de piojo eclosionan al cabo de entre una y dos semanas de la puesta. Después de eclosionar, la cáscara externa se ve blanca o transparente y sigue firmemente adherida a la hebra de cabello. Esta es la etapa en que resulta más fácil detectar los piojos, ya que, al crecer el cabello, las cáscaras de las liendres se desplazan hacia el exterior, alejándose del cuero cabelludo.
Piojos adultos y ninfas (piojos inmaduros). Los piojos adultos no son más grandes que las semillas de sésamo y su color oscila entre el blanco tirando a gris y el canela. Las ninfas son de menor tamaño y se convierten en piojos adultos aproximadamente al cabo de una a dos semanas de la eclosión. La mayoría de los piojos se alimentan de sangre varias veces al día, pero pueden sobrevivir hasta dos días fuera del cuero cabelludo.
Rascado. Cuando los piojos muerden el cuero cabelludo para alimentarse, viene la picazón y el consecuente rascado. En realidad, se trata de una reacción a la saliva de los piojos. De todos modos, la picazón no siempre empieza de forma inmediata, dependiendo de lo sensible que sea a los piojos la piel del niño. A veces, los niños tardan varias semanas en empezar a rascarse. No obstante, pueden quejarse de que tienen cosas moviéndose o haciéndoles cosquillas por la cabeza
Nuestros consejos:
-No lavar el pelo en exceso, la grasa evita que se fije el huevo en el pelo.
-Añadir al champú habitual unas gotas de aceite de árbol de té. (Antiséptico y preventivo)
-Que no se compartan peines ni gorros ni sombreros
-La prevención con colonias y champúes no es efectiva, lo mejor es evitar el contacto con "cabezas" con piojos.
-Pasar liendreras de manera habitual por el pelo para prevenir.
-Mirar las instrucciones del producto antes de aplicarlo ya que algunos de ellos no dejan que se seque el pelo con secador porque inutiliza la sustancia activa y es como si no hubieras aplicado nada.
-Mirar si los productos son aptos para asmáticos (en caso de que el niño sea asmático ya que a veces, los fuertes olores pueden desencadenar un ataque de asma).
Nuestros productos favoritos: árbol de té  Paranix Neositrin  y sobretodo... recuerda: prevenir es curar.

Imagen tomada de Docvadis.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada